,

Cuidar las playas es responsabilidad de todos los días

Las playas, más que un espacio de recreación para el ser humano, son hábitats naturales para plantas y animales, sirven, además, de amortiguadores a las fuerzas de la naturaleza: vientos, oleajes de tormentas y constituyen una fuente de desarrollo económico de las comunidades de su entorno.

Por su vital importancia para el planeta,  el mantenimiento de sus ecosistemas y para el ser humano, las playas deben ser protegidas.

La mejor manera de hacerlo es reduciendo nuestra huella, pues es justamente el uso y abuso de  los hábitats naturales, lo que más impacto causa. Basura, flujos residuales, exceso de tráfico, explotación excesiva de recursos y mucho más, son consecuencias de la acción del hombre.

Cómo siente y expresa la naturaleza el uso y el abuso: cambio climático, inundación y erosión de las costas, exceso de desechos en el mar, contaminación de vías fluviales y océanos.

La situación ya es grave y la solución está en nuestras manos.

En el Día Mundial de las Playas, así como todos los días, debemos reflexionar acerca de las pequeñas cosas que podemos hacer, desde nuestra cotidianidad, para su cuidado:

  • Las playas son ecosistemas vivos, donde suceden procesos ecológicos esenciales y fenómenos evolutivos. Actúa con respeto hacia el medio ambiente y sus diversas formas de vida.
  • Utiliza sólo las playas aptas y disfruta de ellas en armonía con la naturaleza. Evita ser un elemento de perturbación, que genera ruido y residuos, degradando sus atributos naturales.
  • Evita pisar zonas protegidas, con vegetación y fauna del lugar. Respeta las dunas pues disipan la energía del mar y son el hábitat de muchas especies.

 

Para más información https://haimaneltroudi.com/cuidemos-nuestras-playas-todos-los-dias/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *