,

El medio ambiente, víctima de las guerras

La humanidad siempre ha contado sus víctimas de guerra en términos de muertos y heridos, de ciudades destruidas y de medios de vida arruinados. Sin embargo, el medio ambiente ha sido con frecuencia la víctima olvidada, dejando atrás pozos de agua contaminados, cultivos quemados, bosques talados, suelos envenenados y animales sacrificados.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), señala que al menos el 40% de los conflictos internos registrados en los últimos 60 años han tenido relación con la explotación de los recursos naturales, tanto por su «gran valor», como los diamantes, el oro, los minerales o el petróleo; como por su escasez, como la tierra fértil y el agua.

Debido a que el riesgo de este tipo de conflicto por los recursos naturales se ha duplicado con respeto a otros casos, para las Naciones Unidas se ha vuelto primordial garantizar que la preservación del medio ambiente forme parte de las estrategias para la prevención de conflictos y para el mantenimiento de la paz y su consolidación.

Para concienciar sobre este importante asunto, la Asamblea General declaró el 6 de noviembre de 2001 como el Día Internacional para la prevención de la explotación del medio ambiente en la guerra y los conflictos armados, y quince años más tarde se aprobó una resolución que reconoce que unos ecosistemas saludables y unos recursos naturales gestionados de manera sostenible, contribuyen a reducir el riesgo de dichos conflictos.

Para leer más https://www.un.org/es/events/environmentconflictday/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *