Carta de La Tierra, un compromiso con la vida

¿El desarrollo sustentable debe esperar a que hayamos resuelto la situación actual? O por el contrario ¿es la solución a los problemas que estamos viviendo? Muchos creemos que precisamente lo que afrontamos, social, económica y en definitiva ambientalmente, se resume en un problema de valores, de estilo de vida, producción y consumo, en este artículo trataremos un documento fundamental para esta visión, La Carta De la Tierra.

“Estamos en un momento crítico de la historia de la Tierra” (Naciones Unidas, 2000)

Así comienza La Carta de la Tierra, un valioso documento para los que creemos que es imperioso asumir una nueva ética ante el ambiente y la actuación del ser humano dentro de este, así, con un imperioso llamado de atención sobre la situación en que la humanidad y el planeta se encuentran, La Carta de La Tierra nos plantea que es un momento de definiciones:

“…Los patrones dominantes de producción y consumo están causando devastación ambiental, agotamiento de recursos y una extinción masiva de especies. (…) Estas tendencias son peligrosas, pero no inevitables.” (Naciones Unidas, 2000)

Es decir, el planeta, la casa, nuestra casa, está en peligro…

Se requieren decisiones urgentes, no obstante para que esas definiciones se conviertan en soluciones, a fin de obtener resultados prácticos en materia de sustentabilidad, se requiere compromiso social y político.

La Carta de la Tierra es una declaración de principios, que procura establecer un código de vida para frenar y revertir ese proceso destructivo citado más arriba; consta de un preámbulo, sesenta y un principios agrupados en dieciséis bloques y cuatro apartados:

I. Respeto y cuidado de la comunidad de vida.
II. Integridad ecológica.
III. Justicia social y económica.
IV. Democracia, no violencia y paz.

Como referente ético, el documento presenta elementos de la ecología profunda, de la ética para la vida, cuando expone en su principio 1.a: “…Reconocer que todos los seres son interdependientes y que toda forma de vida tiene valor, independientemente de su utilidad para los seres humanos.”

En lo referente a la educación para la sostenibilidad, la Carta de la Tierra inspira la visión holística, científica pero también ciudadana y popular del tema ambiental y sustentable, y enfatiza la necesidad de la educación como vía fundamental para resolver la problemática generada por nuestro estilo de vida y consumo actual, principio 8: “…Impulsar el estudio de la sostenibilidad ecológica y promover el intercambio abierto y la extensa aplicación del conocimiento adquirido.”

Además, como instrumento practico, la declaración formulada en la Carta De La Tierra, nos sirve como guía para la planificación y gestión urbana, por eso, para finalizar, si bien el documento es una alerta, también es una afirmación de optimismo:

“…Que el nuestro sea un tiempo que se recuerde por el despertar de una nueva reverencia ante la vida; por la firme resolución de alcanzar la sostenibilidad; por el aceleramiento en la lucha por la justicia y la paz y por la alegre celebración de la vida.”

En próximas entregas ahondaremos en el documento y lo que la iniciativa trae para este 2020, mientras tanto, los invito a conocer, discutir y difundir la Carta De La Tierra, y desde sus principios, construir un mundo donde, el título y las primeras palabras de este artículo sean filosofía de vida.

Por: Joel Campuzano Mejías

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.