Deforestación e incendios en la Amazonía brasileña aumentaron en junio

En medio de la pandemia por el coronavirus, la deforestación y los incendios en la Amazonía brasileña se aceleran. Los incrementos de los últimos meses y en particular el del mes de junio, así como el  inicio de la sequía, han encendido las alarmas.

El objetivo de las voces de alerta, que se han multiplicado en el último mes, es evitar las graves consecuencias de otra temporada de fuego intenso como la de 2019, tanto para esta extensa selva tropical que concentra el 30% de la biodiversidad el planeta, como para la salud de los habitantes de ese ecosistema.

De acuerdo al Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) de Brasil, la deforestación en el sexto mes del año alcanzó los 1.034 kilómetros cuadrados de selva, un incremento de 10,6 % con respecto a junio de 2019.

Mientras que se registraron 2.248 incendios frente a 1.880 contabilizados durante ese mismo lapso el año pasado, lo que refleja un crecimiento de 19,57%. Este mes ha sido calificado como el peor junio para los incendios en Brasil de los últimos13 años.

Deforestación e incendios

Desforestación e incendios en la Amazonía brasileña aumentaron en junio

Los datos del INPE y el Instituto del Hombre y el Medio Ambiente de la Amazonía (Imazon), instituciones gubernamentales, y del Instituto de Investigación Medioambiental de la Amazonia (IPAM), organización ecológica, evidencian la relación entre la tasa de deforestación y el número de incendios.

Y este año la tala de árboles no ha parado. Según las cifras de INPE en un informe reciente, entre el 1 de enero y el 30 de junio se sumaron 3.070 kilómetros cuadrados de selva devastada, suceso que aumenta la preocupación de que en esta temporada, donde se espera una sequía más intensa, aumenten los incendios y se produzca una crisis como la de 2019.

Es la segunda tasa más alta de devastación registrada en un semestre desde 2010, indica el Instituto del Hombre y el Medio Ambiente de la Amazonía (Imazon).

El estudio divulgado por Imazon, el pasado 17 de julio, reveló que  en el primer semestre de 2020, Pará registró el 43 % del total desforestado en la mayor selva tropical del planeta, Amazonas (21 %), Mato Grosso (14 %), Rondonia (14 %), Acre (7 %) y Roraima (1 %).

El fuego intenso de 2019

Desforestación e incendios en la Amazonía brasileña aumentaron en junio

Cabe recordar que durante la sequía del año pasado, los incendios arrasaron con 2,5 millones de hectáreas (25.000 Km2) solo en agosto, mes en el cual se registraban casi 1.000 incendios diarios.

Entre los meses de enero y agosto de 2019, los incendios forestales en la Amazonía brasileña aumentaron 145% en comparación con el mismo período en 2018.

Según  el INPE, 2019  fue el tercer año con mayor número de incendios forestales en la Amazonía desde que el organismo desde 1998, año en que el organismo comenzó a contabilizar los focos de fuego, con el apoyo de imágenes satelitales. Los municipios amazónicos con más focos de incendios, también registraron significativas tasas de destrucción de la selva.

Hay que parar

Desforestación e incendios en la Amazonía brasileña aumentaron en junio

En 2019, de acuerdo a datos oficiales, la deforestación en la Amazonía brasileña creció considerablemente, un 85 %, ubicándose en 9.165 kilómetros cuadrados, el mayor nivel desde 2016.

La tala y la quema, por una parte, y la industria de la ganadería y la soja, por la otra, a la sombra de actividades ilegales en la comercialización del ganado, se relacionan directamente con la deforestación y los incendios de la Amazonía brasileña, según estudios documentados de Greenpace.

Por

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.