El planeta podría perder 23% de los ecosistemas para 2100

Un reciente estudio de la Universidad de Cambridge determinó que el planeta podría perder el 23% de los ecosistemas para el año 2100.

Las proyecciones, basadas en el estudio de 16 escenarios climáticos y socioeconómicos, concluyeron que cerca de una cuarta parte de los ecosistemas de la tierra se degenerarán tanto, que habrán desaparecido para finales de siglo con impactantes consecuencias para la fauna silvestre y todo el planeta.

La dramática conclusión fue determinada a partir del análisis de los cambios geográficos producidos entre 1700 y 2100, en cerca de 170 mil especies.

El patrón común en los últimos cuatro siglos, es la reducción paulatina de hábitats a consecuencia de la acción del ser humano.

Pero la esperanza para la vida en el planeta aún no se ha perdido. Los análisis de los expertos demuestran también, el gran potencial que tiene la humanidad para revertir estas tendencias. Todo depende de lo que se haga a partir de este momento.

En riesgo de perder 23% de los ecosistemas

El planeta podría perder 23% de los ecosistemas para 2100

El estudio, titulado «Tamaños de distribución históricos y futuros proyectados de los mamíferos, aves y anfibios del mundo» y publicado por la revista especializada Nature Communications recientemente, fue realizado por los zoólogos Robert M. Meyer y Andrea Manica.

Durante la investigación se reconstruyó el uso global de la tierra y biomas desde el año 1700 y se proyectaron 16 posibles escenarios climáticos y socioeconómicos hasta el año 2100.

Para ello, se usaron conjuntos de datos empíricos de la distribución global de especies y se combinaron con las preferencias de bioma específicas de cada especie. De esta manera, se estimó la idoneidad del hábitat local bajo vegetación natural, tierras de cultivo, pastos y cobertura de suelo urbano.

Para determinar el futuro de los ecosistemas, los científicos mapearon los rangos de 16.919 especies de mamíferos, aves y anfibios durante ese lapso.

La conclusión fue que éstas perdieron en promedio, el 18% del tamaño de su hábitat natural hasta el momento. De no tomarse medidas drásticas, la degeneración de los biomas podría seguir su curso, llegando a perder 23% de los ecosistemas para 2100.

Analizando las causas

El planeta podría perder 23% de los ecosistemas para 2100

Entre los principales impulsores de la perdida de ecosistemas están la conversión de vegetación natural en tierras agrícolas y urbanas, y la transformación de hábitats por el cambio climático, dos de las amenazas más importantes para la biodiversidad terrestre global.

El cambio de uso de la tierra ha provocado impactantes niveles de contracciones del hábitat para una variedad de especies de mamíferos, aves y anfibios. Esto traerá como consecuencia que para el 2100, el planeta podría perder 23% de los ecosistemas.

Más grave aún, todas esas tendencias podrían incrementarse debido a la incidencia de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Por otro lado, la disminución del tamaño del área de distribución global debido al uso de la tierra y al cambio climático, también contribuyen en gran medida a la pérdida de la riqueza de especies locales, lo que amenaza las funciones esenciales de los ecosistemas.

El futuro comienza hoy

El planeta podría perder 23% de los ecosistemas para 2100

La vulnerabilidad de las especies a la extinción se ve afectada por el tamaño de su distribución geográfica. Por lo tanto, formular estrategias de conservación eficaces requiere una mejor comprensión de cómo han cambiado las áreas de distribución de las especies del mundo, y cómo cambiarán en escenarios futuros alternativos.

En este sentido, las proyecciones de las posibles afectaciones a los ecosistemas, hechas por los investigadores, ofrecen importante evidencia para la toma de decisiones orientadas a la conservación, desde la escala local hasta la global.

Los resultados del estudio apoyan las medidas y políticas destinadas a reducir la superficie mundial de tierras agrícolas. Para ello se requiere intensificar de manera sostenible la producción, fomentar cambios en la dieta y estabilizar el crecimiento de la población.

“Si bien nuestro estudio cuantifica las consecuencias que el uso del suelo tiene en el rango de distribución de las especies, demuestran del mismo modo el gran potencial que tenemos para revertir las tendencias anteriores. Todo depende de qué hagamos a partir de ahora», asegura la zoóloga Andrea Manica.

El hecho de que estas tendencias pasadas de la pérdida de hábitats se reviertan, continúen o se aceleren, dependerá de la vía de emisión global y socioeconómica elegida en los próximos años y décadas.

En el peor de los casos, se podría perder 23% de los ecosistemas para 2100, pero en el mejor escenario, podrían caer al 13%, lo que equivale aproximadamente a los niveles de 1955.

En cuanto a la proporción de especies que sufren la pérdida de al menos la mitad de su tamaño de distribución natural, las estimaciones más oscuras indican que podría llegar al 26% y las más positivas, que podría disminuir al 14% para 2100.

 

Por

Para leer mas https://haimaneltroudi.com/el-planeta-podria-perder-23-de-los-ecosistemas-para-2100/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.